Fecha:

30 de septiembre, 2022 5:30 AM

EL NIDO DEL CÓNDOR

Periodismo independiente por el desarrollo de Cundinamarca

Periodismo independiente por el desarrollo de Cundinamarca

Portada » Magdalena Centro, rincón olvidado de Cundinamarca

Magdalena Centro, rincón olvidado de Cundinamarca

by nidodelcondor.co

Por: Rolando López.

Por décadas la provincia de Magdalena Centro ha sido una de las más descuidadas del departamento de Cundinamarca. De hecho la mayoría de cundinamarqueses saben dónde quedan o han oído de municipios como Zipaquirá, Girardot, Villeta, Villapinzón o Gachalá. En cambio pocos saben qué es Pulí, o dónde queda Bituima, o Guayabal de Síquima, bellos municipios de esta provincia.

Magdalena Centro está ubicada en la zona occidental de Cundinamarca. Tiene una población que supera los 30.000 habitantes. Gran parte de su territorio está repartido entre los pisos térmicos caliente y templado. Su economía es netamente agropecuaria, aunque también vive de la pesca que se consigue en el río Magdalena en temporadas de subienda.

Esta región tiene una vocación profundamente agrícola. Aquí se cultiva habichuela, pepino, maíz, arroz, tomate, arveja, fríjol, caña, mandarina, naranja, banano y mango. También el café ha tomado fuerza como cultivo atractivo en esta zona de Cundinamarca.

El problema es que las vías de acceso a la región no están en las mejores condiciones. Hay una carretera que lleva de Bogotá hacia la provincia. Allí está ubicado desde hace varios años uno de los peajes más caros de Colombia, el de Guayabal, el cual cuesta 14.700 pesos para automóviles, camperos y camionetas. A pesar de este cobro existe un pedazo de la vía contiguo al peaje, de casi un kilómetro de longitud, el cual lleva dañado muchos años y no se ha hecho mayor cosa para solucionar el problema. ¿Para dónde se va el cobro de este peaje? No se ve la inversión por parte de la Concesión Panamericana en el arreglo de este sector de la carretera.

Sector vía Guayabal

Este es uno de los sectores de la vía a San Juan de Rioseco que lleva años sin ninguna intervención.

Pero el mayor problema son las vías secundarias que pretenden interconectar a Pulí, Beltrán, San Juan de Rioseco y otros municipios aledaños. Durante la temporada de verano la mayoría de esos caminos polvorientos están llenos de resecos huecos que se van agrandando con el paso de los automotores. En invierno estas vías se vuelven intransitables pues el fango se apodera de las calzadas y esconde los baches de la carretera, ocasionando frecuentes accidentes y taponamientos.

Edgar Castiblanco es uno de los damnificados con el mal estado de las vías regionales. Este ciudadano se queja de que los fletes de transporte se encarecen mucho e incluso hay transportadores que prefieren no entrar a las zonas rurales de Magdalena Centro a recoger productos para evitar daños en sus camiones de carga. El siguiente es el testimonio de este habitante de la provincia.

Testimonio de Edgar Castiblanco, habitante de Pulí, hablando sobre los problemas de las vías regionales.

La prestación del servicio de agua es un dolor de cabeza, incluso en San Juan de Rioseco, que es el municipio cabecera de la provincia. En pleno siglo XXI y a tan solo dos horas y media de Bogotá, la capital de la República, existen poblaciones que no pueden tener un suministro diario y continuo de agua potable. Muchas veces el líquido llega por unas cuantas horas, momento que aprovecha la comunidad para llenar baldes, ollas y tazones, para tener agua suficiente por unos cuántos días. Alicia Muñoz, habitante de San Juan de Ríoseco, es una de las personas que sufre día a día el calvario de tener a cuentagotas el preciado líquido.

Testimonio de Alicia Muñoz, habitante de Rioseco, quejándose de la falta de agua potable en el municipio.

A arreglar los colegios

El tema de la infraestructura educativa es un asunto que también preocupa a los ciudadanos de Magdalena Centro.  Una de las dolientes del mal estado de las construcciones en las instituciones escolares de la región es la rectora de la Institución Educativa Departamental San Juan de Rioseco, Nohra Martínez Arenas. Esta funcionaria se muestra muy preocupada por el estado de la infraestructura educativa de las IED del municipio. Martínez explica que gran parte de ese abandono, del deterioro, se debe a la pandemia, la cual retrasó la inversión destinada para el arreglo de techos, pisos, paredes y ventanas.

Padres de familia y maestros están preocupados por que los niños no tengan en sus escuelas las adecuaciones necesarias que les pemitan volver a clases con tranquilidad, no solo por la reparación de las locaciones educativas, sino también por tener las precauciones biológicas ordenadas por la Gobernación para garantizar el regreso de los menores a la jornada educativa.

IED an Juan Rioseco

Aún faltan recursos para adecuar completamente la sede de la IED San Juan de Rioseco.

La rectora Martínez es consciente de que la inyección de recursos en muy necesaria para sacar adelante la institución Educativa Departamental San Juan de Rioseco y sus sedes rurales. “Nosotros queremos prestarle un servicio de calidad a nuestros niños. Por ejemplo, necesitamos adecuar urgentemente lo que es el restaurante, para poder entregarles a los niños los alimentos del PAE en unas condiciones higiénicas y dignas”, resalta Nohra Martínez.

Nohra Martínez, rectora IED San Juan

Nohra Martínez, rectora de la IED San Juan de Rioseco.

La rectora Martínez pide más recursos para mejorar las instalaciones educativas de San Juan de Rioseco.

La comunidad de Magdalena Centro solicita más presencia de sus dirigentes. Solamente la inquietud de algunos de sus pobladores es la que genera cierta inconformidad que se comunica a través de medios nacionales, regionales y redes sociales. Es el caso de Héber Montenegro, natural de Pulí y residente en San Juan de Rioseco, quien se ha puesto en contacto con varios líderes y representantes de juntas de acción comunal de la provincia para enterarse de las principales necesidades de sus comunidades con el fin de elevarlas ante las autoridades locales y departamentales.

Montenegro, como nativo de esta provincia, se duele de los problemas que aquejan a sus vecinos. Es por eso que él ha tomado la vocería de estas poblaciones para llevar sus necesidades e inquietudes a los medios de comunicación con el fin de que, de alguna manera, las alcaldías y la Gobernación tomen nota de sus carencias y les ayuden a solucionarlas lo más pronto posible. Ahora la pelota queda en cancha de los alcaldes de los municipios de Magdalena Centro y del Gobernador de Cundinamarca. Se abre un compás de espera para ver si los mandatarios toman nota del clamor ciudadano y proceden a actuar ya para solucionar los problemas de sus electores.

Heber Montenegro

Heber Montenegro, líder comunitario que ha informado a los medios de comunicación de los problemas de su región.

0 comment

related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: