EL NIDO DEL CÓNDOR

Periodismo independiente por el desarrollo de Cundinamarca

Periodismo independiente por el desarrollo de Cundinamarca

Portada » Las gravilleras se comen lentamente a Carmen de Carupa

Las gravilleras se comen lentamente a Carmen de Carupa

by nidodelcondor.co

Por: Rolando López.

El municipio más alto de Cundinamarca se llama Carmen de Carupa. Está ubicado a 2.980 metros sobre el nivel del mar y yace a los pies del bello Páramo de Guerrero, una de las fuentes hídricas más importantes del departamento. Este municipio tiene una profunda vocación agrícola que hace que los colores de los diferentes cultivos adornen el paisaje de este pueblo cundinamarqués.

Lastimosamente la tranquilidad de la comunidad se ha visto afectada desde hace muchos años cuando la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) concedió unos títulos mineros a particulares con el fin de adelantar la explotación del subsuelo de esta población, rico en piedra y gravilla. La operación minera ha generado una contaminación sin precedentes. Por una parte las personas no pueden descansar en sus casas pues la maquinaria, las trituradoras y las volquetas generan permanentemente un ruido que agobia a los habitantes. El polvo que se levanta ensucia las casas, la ropa, cubre animales y plantas y está generando enfermedades respiratorias, como es el caso de uno de los testigos entrevistados en este reportaje.

También se ha producido la contaminación de los acuíferos de la zona. El mayor peligro que enfrenta Carmen de Carupa es que las empresas dueñas de los títulos mineros quieren acercarse aún más al pueblo pues la veta de gravilla está muy próxima al casco urbano de la población. Actualmente se supone que la explotación debe de estar a mínimo 500 metros de distancia, pero varios residentes señalan que esa distancia ya se acortó y los dueños de los títulos van por más. Este medio de comunicación conoció la denuncia gracias al artículo publicado por el carupano Óscar Yesid Ballén en Las2Orillas, en el que relató la gravedad de la afectación ambiental en el municipio por culpa de las gravilleras.

En el presente trabajo periodístico EL NIDO DEL CÓNDOR revela la problemática de la ciudadanía de este lejano municipio de Cundinamarca, el cual corre el peligro de verse acorralado por las canteras, acabando la tranquilidad y los verdes paisajes que habían caracterizado por siempre a Carmen de Carupa.

0 comment

related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: